Oración de Consagración


Dios y Padre nuestro que en Jesucristo, tu Hijo, y en el Espíritu Santo, te muestras como modelo perfecto de toda familia, concédenos a las familias aquí presentes la oportunidad de consagrarnos a los inmaculados corazones de Jesús y de María a través de la intercesión de San José:


Nosotros (Nombres de los Papás):___________________ que aunque pecadores, que confiamos en la Misericordia del Señor consagramos a Dios Padre en el nombre de Jesús a (Nuestros hijos (as))_________________________ y a los inmaculados corazones de Jesús y de María, confiando también en la poderosa intercesión de San José, modelo de Padre visible y patrono de la Iglesia.  Mediante este acto renovamos nuestras promesas bautismales y como familia renunciamos a Satanás y a todas sus seducciones y decidimos seguir a Jesucristo hoy más de cerca que nunca, inmersos en nuestra Santa Madre la Iglesia Católica.


Y nosotros (o yo), (Nombre del niño (os) ):_____________________ Consagramos a Dios Padre en el nombre de Jesús a (Nombres de los papás, presentes y ausentes, vivos y difuntos)_________________________y a los inmaculados corazones de Jesús y de María, confiando también en la poderosa intercesión de San José, modelo de Padre visible y patrono de la Iglesia.


(Toda la familia) Sagrada familia de Nazaret, a través de ustedes, hoy consagramos a Dios nuestro Padre, nuestros corazones, enciéndanlo (os) en un amor profundo  por Jesús, que seamos siempre atentos a las necesidades de unos por otros como Iglesia Domestica que somos.

Consagramos también y totalmente nuestros cuerpos y nuestras almas, nuestros bienes interiores y exteriores, así como nuestros anhelos y el fruto de nuestras buenas acciones. Les pedimos por favor hagan de nosotros y de todo lo que somos, poseemos una ofrenda agradable al Padre, que podamos ser familias que alaben y glorifiquen el Santo Nombre de nuestro Señor con la santidad de nuestra vida.

Si caemos, por favor dirijan de nuevo nuestros pasos para no extraviarnos en el camino, para mostrarles con nuestro testimonio de vida, que existe un Dios que los ama con un amor infinito. Laven nuestra familia en la sangre y el agua, que brotaron del corazón de Jesús y del dolor que brotó de María y ayúdenos a no perder la confianza en ese amor infinito de Dios.


Santísima Trinidad modelo perfecto de familia, tomen la consagración total de nuestra familia, en el núcleo del amor perfecto que es su esencia, este día, para vida del mundo y salvación de nuestra alma.


Amén.